¿Cuánto afecta el alcohol a tus progresos musculares?

Seguro que ya te has preguntado cuán determinante es el hábito del trago en tus progresos de crear musculatura. ¿En serio es tan dañino salir con mis amigos un viernes por la noche después del trabajo a tomar unas copas? Si tu objetivo es estar atlético, ¿Esto quiere decir que deberías renunciar al trago por completo durante los siguientes meses?

O, si tal véz eres súper estricto con el resto de tu dieta, ¿Podrías echarte un par de copitas el finde? Muchos prefieren tomarse unos tragos que hacer trampa con las comidas o consumir algo que no esté permitido en su plan de dieta. Mientras que algunos sufren para privarse de malos alimentos, otros la ven realmente difícil cuando se trata de cortar el trago.

Entonces, ¿Cuál es la respuesta dentro de la relación entre el alcohol y los músculos? ¿Cómo es que el consumo de alcohol afecta a los procesos de construcción muscular? Lo que necesitas es entender qué es lo que ocurre con tu cuerpo cuando tomas; y solo así serás capaz de hacer un juicio justo y saludable para ti mismo.

Lo que necesitas saber está a continuación:

EL ALCOHOL Y LAS HORMONAS DE CRECIMIENTO

Uno de los mayores problemas que el consumo de alcohol trae son los efectos que tiene en la producción de la hormona de crecimiento. Estamos hablando de la sustancia en el cuerpo que cumple un grandísimo rol cuando se trata de construir músculo, de estimular otras células de crecimiento y desarrollo y de promover una salud ósea óptima.

Si los niveles de esta hormona en tu cuerpo son bajos, nunca obtendrás la misma cantidad de crecimiento muscular que lograrías si la hormona se encuentra en tu organismo en niveles óptimos.

La hormona de crecimiento es predominantemente segregada durante las primeras horas de sueño en la noche. Y comúnmente el consumo de alcohol ocurre durante la noche; interrumpiendo los ritmos naturales de sueño. Esta baja en la producción de la hormona puede alcanzar hasta el 70%; lo cual es realmente malo cuando se trata de construir músculo.

EL ALCOHOL Y LA TESTOSTERONA

El siguiente factor a considerar es el efecto del alcohol sobre tu testosterona. Como ya debes saber, la testosterona es otra gran hormona relacionada al crecimiento muscular y es la razón por la que los hombres poseen naturalmente más masa muscular que las mujeres (Los hombres poseen mucha más testosterona en sus cuerpos).

Cuando consumes alcohol, sin embargo, sustancias dañinas son producidas en el hígado y que malogran la segregación natural de testosterona en tu cuerpo. Esto resulta en menos masa muscular y definición.

Por eso, cuando te pongas a pensar en todo el esfuerzo que haces en tus rutinas en el gimnasio, también piensa en los efectos que sufre tu cuerpo cuando mezclas los esfuerzos con noches de trago.

EL ALCOHOL Y LA RECUPERACIÓN

Otra de las áreas que el alcohol afecta cuando se trata de crear musculatura es tu habilidad para recuperarte. Ya que el alcohol es una toxina para el cuerpo, tu cuerpo utilizará mucha energía para poder deshacerse del alcohol que encuentra y así poder recuperarse de cualquier problema que le haya podido crear.

Y como esto toma tiempo y energía de tu organismo, no podrás alcanzar una debida recuperación entre rutina y rutina. Nunca estarás al 100% cuando tengas que entrenar.

El alcohol y los músculos nunca se han llevado bien ni lo harán. Así que consume cuidadosamente, por lo menos.

EL ALCOHOL Y LA DESHIDRATACIÓN

Este es un factor muy serio cuando hablamos de construir músculo y entrenar debidamente. Pongámosla simple: Tu balance de agua se verá negativamente variado cada vez que tomes. Ya que el alcohol es diurético; necesitarás reemplazar todo el fluido que pierdes con mucho agua y bebidas que no contengan cafeína.

La deshidratación, además, cuenta con varios efectos negativos para tu cuerpo. Desde sensaciones de fatiga que provocan malos rendimientos atléticos hasta causar una baja producción de ATP – que es tu principal fuente de energía – en los músculos.

EL ALCOHOL Y LA SÍNTESIS DE GLUCÓGENO

Aparte del ATP, el glucógeno muscular es la otra fuente primordial para el trabajo muscular. Desafortunadamente, cuando tomas alcohol, la síntesis de glucógeno se ve minimizada por culpa de la síntesis de alcohol que ocurre en tu organismo.

Cuando hagas tu siguiente rutina, tu cuerpo tendrá menos energía para aguantarla. Causando una fatiga muy pronta.

Y cuando tus rutinas no se completan como deberían, simplemente no obtienes los resultados que deberías.

EL ALCOHOL Y LA GRASA CORPORAL

Finalmente, este problema tiene que ver con que el alcohol posee calorías; y estas se adhieren a tu cuerpo muy rápidamente. Típicamente, nos encontramos bebiendo cervezas, vinos o licores fuertes; los cuales contienen menos calorías que los cockteles dulces y elegantes de los matrimonios. Lo cual es menos malo, dentro de todo.

Y con 7 calorías por gramo, después de 4 o 5 cervezas, ya habrías igualado a las calorías de una buena comida; pero calorías malas y vacías. Y encima, después de unos tragos te vas a comer una pizza o unos nachos. Todo resultando en ganancia de grasa inservible.

EL ALCOHOL PROVOCA BARRIGA

Para terminar, la próxima vez que estés dudando en tomar o no tomar ese licor, piensa en lo que acabo de contarte. En definitiva, el alcohol y el desarrollo muscular no van de la mano. Pero si no estás entrenando para alguna competencia o no te tomas el entrenamiento tan en serio, no hay problema en que te tomes unos tragos el fin de semana.

Pero acuérdate de mantener la moderación y de consumir mucho agua durante y después de la tomadera. Come más vegetales que lo normal ese día para que tu cuerpo reciba la máxima cantidad de nutrientes y con la menor cantidad de calorías posibles para hacerle espacio a las que el alcohol te dará en la noche.

Y por último recuerda dormir muchas más horas al día siguiente. Si es que puedes, claro.

Author: Juan Diego Aguilar De La Riva

Apasionado del deporte y la buena alimentación. Entrenador y nutricionista deportivo certificado. Dueño y fundador de proyectos como s’etre; centro de desarrollo deportivo integral y Q’ari; marca de comida saludable al paso. Involucrado en la industria del fitness desde hace más de una década y autor del libro/manual ”Tu mejor versión: Guía rápida en nutrición y deporte para el ciudadano común”.